corro luego existo maraton
21Feb

42.195

Hoy es el día M. Estoy en la línea de salida. Un maratón. ¿Es tu primera vez? No. Yo ya he muerto cinco veces, antes. Y he renacido otras tantas. Cruzar la línea –si es que la llegas a cruzar- se parece a la inmortalidad. Ojalá supiera escribir como Tatiana Sisquella, que glosó sobre el maratón en 42 adjetivos (diari Ara, 5-03-2011) y nunca hubo corrido ni correrá ninguno. O como Haruki ironman Murakami (De qué hablo cuando hablo de correr, Tusquets). O narrar con la precisión de Gay Talese cuando describió Nueva York en Esquire. 

vino-corro-luego-existo
14Feb

Vino

Todo empezó con una botella de vino, de cuyo nombre no quiero acordarme. Sé que la bebimos con la sed con la que sólo se debiera de beber agua. Fue después de un entreno de media mañana. En ese horario ‘brunch’ en el que sólo se sirven cervezas y acaso, vermuts. A cada sorbo se nos fue olvidando por qué corrimos: por el estrés, por el placer, por los objetivos, por los sueños,.. Hasta que en el fondo de la copa, como un poso arenisco, sólo nos quedó la excusa de haber corrido para pimplarnos una botella de vino. Es lo que voy a defender en este artículo, a pesar del agua, de los isotónicos y la cerveza.

hola corro luego existo
22Ene

¡Hola!

¿Saludas a los corredores que te cruzas? La mayoría de compañeros que se cruzan conmigo me saludan. Y aunque en ocasiones no sea yo el primero en saludar, nunca he dejado de devolverlo. Un gesto. Un abdominal de cejas. A veces basta levantar la mano. Si puedo exhalo un “¡hola!”. Y si los pulmones me alcanzan trino un “¡buenos días!” con todas sus letras, sus tildes y su rítmica. Me gusta la palabra “¡Hola!”. Porqué no se dice, se exclama. Parece honesta, sin trampa. Y porqué tal vez sea la palabra más generosa del diccionario. En todos los idiomas de la Tierra.

natalia
21Ene

Natalia

La mejor atleta de medio fondo española trabaja en un Decathlon. En el centro comercial de Les Gavarres (Tarragona) hay una subcampeona del mundo de 1.500 vendiendo zapatillas deportivas en la sección de “Running”. Vive a poca distancia de su lugar de nacimiento: Torreforta. Su día a día no es sólo despachar camisetas atornasoladas ultratranspirables, calcetines megareforzados, complementos vitamínicos o mallas hipoalergénicas. A veces tiene que pedir permiso -como el 16 de enero pasado- para que se haga justicia con su legado.

Fue durante la gala de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) cuando se le hizo entrega oficial de la medalla de oro de 1.500 metros en pista en el Europeo de Turín del 2009 por la descalificación por dopaje de una atleta rusa. Supongo que el lunes volvió al trabajo. No debe de ser fácil ser Natalia Rodríguez.

whatssap corro luego existo
11Ene

Whatsapp

Me romperán algunos dientes. Puede ser que pierda determinadas amistades. Tal vez nunca más me vayan a felicitar la Navidad. Pero ha llegado el momento de hablar claro de los grupos de Whatsapp de los corredores. No voy a pedir perdón por adelantado. Al contrario, pido paso. Abstenerse los hipersensibles.  Si alguien se siente aludido… es cierto. Todo lo que aquí contaré no se basa en hechos reales. Son hechos reales.

agua corro luego existo
13Dic

Agua

Hay maratones que me persiguen. Yo no los corro. Son ellos los que corren a mi. Hace años que los llevo encalomados a los pantalones. Y cuando salgo, salen. Las más de las veces no me doy cuenta. Porque salir a correr es abrir un camión de mudanzas dispuesto a que lo llenen de problemas, con destino a Alaska. Pero hay ocasiones en que sales libre de miedos, las menos de las veces, y los sueños que te han quedado colgados, como un abrazo verdadero o un beso robado, corren a tu lado. Y tienen piernas. Y una especie de boca que no habla. Y sin decirte nada oyes que te susurran “algún día”, “algún puñetero día”. Uno de los míos se llama Marathon du Médoc.

sexo corro luego existo
24Nov

Sexo

He hecho trampa. Creo que la mayoría de clics en internet responden a instintos primarios como brutalidad, ternura, violencia, escarnio o sexo. No lo juzgo. Sólo lo constato. Un titular que contenga la palabra “SEXO” es un neón para las pupilas. Se hace tanto de eso, últimamente, en internet, que no tiene sentido que esta web de reflexiones sobre el mundo del atletismo amateur se ponga a jugar en esta liga. Pero no he hecho trampa del todo. Realmente quiero hablar de sexo. ¿Te quedas?

El sexo es bueno.

FARTLEK
02Sep

Fartlek

0:00 Primera salida después de vacaciones. Temblad malditos. He vuelto. Más motivado. Más fuerte (con 3 kilos de más). Más mentiroso (vale, han sido 4 :). Pero decidido a transformar el cebo en fibra. Soy una máquina. Mi único propósito es quemar grasa. Os diré cómo, compañeros de sudores atocinados: el entrenamiento con intérvalos. Os presento LOS PUTOS FARTLEKS. Calentar 10 minutos a TC (trote cochinero), 9 minutos a CB (corazón en la boca), 8′ a TC, 7′ a CB, luego bajáis a 6′ a TC, 5 a CB, de nuevo 4′ a TC, 3′ a CB, 2′ a TC y un último minuto a CP (cara-perro). Llevad reloj. La vaselina es opcional…

correr en verano
16Ago

Augusto

Ya nadie relaciona ciertas palabras con su sentir original. Una de las más olvidadas sea, tal vez, agosto. Y es una lástima porque es el mes del año en el que más disfruto corriendo. Pero antes de entrar en esto, volvamos al sentido inicial de su nombre. “Agosto” viene por el presidente del Deportivo Augusto César Lendoiro. O tal vez no y me falle la memoria (porque estoy de vacaciones y no tengo conexión a internet). Sé que Augusto fue un César (de Roma, no de A Coruña) que vino después de Julio. Otro César. Como su antecesor le clavo el nombre al séptimo mes, él le hincó el diente al octavo. Y así, cada agosto nos acordamos de él. Augusto dio nombre al octavo mes. Cosa que debió de enfurecer a Octavio. Que fue otro César a quién el mes de agosto le hubiera venido de perlas. Y Octavio decidió entonces que los demás césares llevaran su nombre como parte del título por la grandeza del Imperio. Igual que sus esposas. Eso no pasó en Riazor y los demás presidentes fueron tratados con el nombre que el capellán les dio al ser bautizados. 

35 corro luego exito
12Ago

35º

Los consejos de cada verano para correr con calor YA no me sirven. Esta vez no. Bebe mucha agua (bla, bla, bla), sal temprano por la mañana o cuando anochezca (bla, bla, bla), lleva protección solar y una gorra (bla, bla, bla). Basta ya! Esta vez voy a ir un paso más allá. O dos. O tres. Vamos a buscar consejos radicales que sí nos dejen disfrutar de correr en verano. Cuando el calentamiento global también tueste el asfalto de tu calle sabes que ha llegado el momento de tomar decisiones drásticas. Hete aquí las más bestias que se nos han ocurrido.

¿Escuchas los tambores más allá de los reinos cristianos? A ver si algún día las publican las revistas para runners… Hasta les hemos puesto nombres.

FOLLOW @corroyexisto